Hay gente realmente obsesionada por mantenerse dentro de unos pantalones tejanos de una cierta talla. Y bien sabrás que no es para nada una tarea fácil. Ya sabes, los fabricantes cada vez hacen esa talla más pequeña, hoy estoy especialmente hinchado/a… cualquier excusa es buena para no darse cuenta que nos convendría “cambiar” de talla.

En fin, la chica del vídeo parece que usa una talla 38, pero ella está emperrada en embutirse en unos diminutos pantalones de la talla 34. No cabe decir que la tarea resultará poco menos que imposible.

¿Crees que lo conseguirá? No te pierdas este divertídisimo y sobretodo su inesperado final xD