Salido directamente de unos laboratorios norteamericanos financiados por Sarah Palin y asesorados por la FAES, ha llegado a nosotros la primera y sorprendente imagen del artilugio llamado a ser el “método anticonceptivo definitivo”.

El aparato, desbordante de tecnología punta y con una fiabilidad del 100%, ha recibido todos los certificados habidos y por haber ademas de la bendición del Vaticano.

Los voluntarios que han ayudado a probar de forma experimental esta maravilla de la ciencia han sido generosamente gratificados económicamente y, de forma exclusiva, se les ha obsequiado con un llavero conmemorativo por su tremenda colaboración al avance de la ciencia.