Hay que ser un ladrón muy experto para meterse un pack de 24 latas de vete-tu-a-saber-que debajo de la falda y que no se note nada ni tan siquiera al andar.

Es lo que llamamos Pícaros de Nivel Épico.

Y es que en tiempos de crisis puede darse el caso de que alguien se vea abocado al robo y al pillaje… pero recórcholis… ¿robar refrescos o cervezas?

Eso ya es echarle un extra de morro al tema ¿no?