Teatro del bueno: árbitro brasileño simulando una agresión

El reglamento del fútbol deja bien clara la sanción a un jugador que, con la intención de engañar al árbitro, simula una agresión. Y es que como diría el amigo Jose Mourinho, algunos jugadores tienen mucho arte y parecen aficionados al teatro “y del bueno”.

Pero… ¿Qué sucede cuando es el propio colegiado el que, inexplicablemente, simula una agresión tirándose al suelo y echándose las manos a la cara como si hubiese recibido un golpe en el rostro?

A este si se le podría poner la famosa canción esa de “lo tuyo es puro teatro“.

¡Tarjeta roja y a la calle! xD

Rafa Nadal se enfada con el arbitro de silla por una decisión en su partido contra Tomas Berdych

«Me estás diciendo una barbaridad, una locura. No quiero jugar».

No, no son palabras sacadas de alguno de los partidos del mítico tenista estadounidense John McEnroe. Se trata, ni más ni menos, de parte de la discusión que el tenista número uno mundial, Rafa Nadal, tuvo con el arbitro de silla (Bernardes) durante su partido de las Finales ATP (lo que antes conocíamos como Copa Masters) que lo enfrentaba a Tomas Berdych.

Tras el enfado, en el que llegó a decir que no quería seguir jugando, recapacitó y acabó el partido con una victoria que le garantiza el pase a la siguiente fase (las semifinales).

Un error garrafal del portero propicia uno de los goles más surrealistas del año

Sucedió en el reciente partido Manchester United vs Tottenham correspondiente a la Premier League.

El portero del Tottenham, el brasileño Gomes pensó que el árbitro había pitado una falta en ataque en el interior de su área y plantó la pelota para sacarla a continuación.

Pero parece que el arbitro no lo tenía tan claro… y aquí es donde entra en acción el más listo de todos, Nani, el delantero portugués del Manchester.

(La acción de Nani sucede en el min. 1:45)

Parece que Nani fue el único que entendió lo que había señalado el colegiado… y por eso solo tuvo que empujar el balón hasta el fondo de la portería de Gomes, dejando el definitivo 2 – 0 en el marcador.

Una jugada de lo más absurda.

Un árbitro golpea a un jugador y casi es linchado

En los partidos de divisiones regionales esto debe ser el pan de cada día, pero no deja de sorprender por lo irracional que resulta que unas personas adultas lleguen a las manos (o piernas) por un deporte como es el fútbol.

El siguiente vídeo está tomado de un partido de fútbol en Brasil. El árbitro, tras consultar con su asistente por una jugada dudosa, decide amonestar a uno de los jugadores con tarjeta roja. El muchacho, sintiéndose agraviado por la decisión le reprende airadamente, ante lo que el corpulento árbitro reacciona y se lo saca de encima de un manotazo. Segundos después se daría cuenta de cuan equivocada fue esa decisión…

Lo que sigue es la demostración empírica de por que los árbitros tienen que estar en buena forma física (sobretodo para conseguir huir de linchamientos como el que le tenían preparado esos muchachos asilvestrados).

Un combate de karate donde el árbitro quiere decir la última palabra

En este combate de karate todo parece desarrollarse de forma normal. Los contendientes se estudian, se tantean y se lanzan al ataque. Uno de ellos, de kimono azul, parece ser un poco más agresivo y toma la iniciativa. Más avanzado el combate, cuando parece que el karateca azul lleva las de ganar, es cuando aparece el árbitro para zanjar la disputa… (son 3 minutos de vídeo, pero puedes avanzar hasta los 2:30 perfectamente y empezar a ver).

Aviso: Aunque lo que veras, en el contexto de un combate de karate, no es nada del otro mundo, las escenas que se presentan son bastante violentas.

Este vídeo lo acaban de mostrar en Antena3… en las noticias. Sin más explicación que una mera descripción de lo que en el vídeo se puede ver. En todo caso, lo más sorprendente, es que no se trata ni tan siquiera de una novedad, pues el vídeo es del 2008. Ay, Matias, Matias…