Alegato a favor de los juegos de rol: Homo Ludens

Desde los macabros acontecimientos de 1994 con el conocido como “El crimen del rol” los medios se han ocupado de demonizar los juegos de rol. Con total impunidad se han achacado todo tipo de crímenes y delitos, por inverosímiles que parezcan, a los aficionados a estos peculiares juegos: profanaciones de tumbas, asesinatos, suicidios… cualquier cosa, sobretodo lo más macabro y retorcido, acababa relacionándose de una forma u otra a los juegos de rol.

Más de 15 años después (y con el llamado Asesino del Rol disfrutando del tercer grado) estos juegos han tenido que superar este acoso y derribo surgido, principalmente, de la ignorancia y del sensacionalismo de una prensa con fuertes tendencias al sensacionalismo (y por algún periodista algo borrego, que hay de todo en la viña del señor).

Por aquellas mismas fechas Arturo Pérez Reverte publicó un artículo en defensa de los juegos de rol (y de sus jugadores). Un acto ciertamente valiente en una época donde se llegaron a decir barbaridades sobre esta actividad que tantas horas de diversión nos ha proporcionado a sus aficionados.

Homo Ludens

Era de esperar. Tras la atrocidad de esas malas bestias que confundieron los límites de la realidad con los de su siniestra psicopatía, todos los demagogos profesionales de este país se han apresurado a rasgarse las vestiduras y poner el grito en el cielo. Así que no estaría de más colocar las cosas en su sitio, porque aquí hay demasiado sociólogo barato y demasiados bocazas largando a humo de pajas. Un asunto es que dos cerdos con navaja acuchillen a un pobre hombre creyéndose héroes de un juego imaginario donde confunden realidad y ficción, y otro muy distinto que los juegos de rol en su totalidad sean perniciosos y deban ser abolidos, como sugieren algunos histéricos cruzados de la causa, de esos que a veces hacen tantos aspavientos y proponen soluciones tan drásticas que uno no tiene más remedio que preguntarse si, como los fanáticos conversos de la última media hora, no tendrán ellos también roles que hacerse perdonar. Vaya por delante -uno conoce a sus clásicos- que el arriba firmante no practica juegos de rol. Apañado iba metiéndome en este jardín, de probarse lo contrario. Sin embargo uno procura estar al corriente, más que nada para saber después de lo que habla. Por eso sé que existe gran variedad; desde los de acción a los de inteligencia, desde los infantiles a los bélicos, y buena parte se mueve en torno a la historia y la ciencia-ficción como Dune, El señor de los anillos, Feudal y otros. Los hay violentos, en efecto. Pero ni todos son violentos ni todos incorporan extremos que vayan más allá de los textos literarios o históricos en que se basan, como cuando incluyen batallas o duelos. Otros, con búsqueda de tesoros, investigaciones o aventuras, son pacíficos e inofensivos. Pero, de creer a quienes, incluso, han pedido al ministerio de Cultura que tome cartas en el asunto -lo que ya es el colmo de la gilipollez-, uno creería que los juegos de rol son un vivero de nazis, de racistas, una escuela de asesinos y un semillero de psicópatas. Y a ver si nos aclaramos. Porque además de homo sapiens y homo faber, el hombre es también, y sobre todo, homo ludens. En ese ámbito, el juego es tan viejo como el ser humano, y lo jugamos, conscientemente o no, desde que somos niños. El juego de rol como tal, avanzado, consiste en un universo alternativo creado por la imaginación, donde la inteligencia, la inventiva, la capacidad de improvisación, son fundamentales. Los juegos de rol bien planteados y dirigidos estimulan, educan y permiten ejercitar facultades que en la vida real quedan coartadas u oprimidas por el entorno y las circunstancias. La práctica de los juegos de rol proporciona a menudo aprendizaje, destreza, y una legítima evasión muy parecida a la felicidad.

Conozco a un grupo de jóvenes liberales, inteligentes, que practica un divertido juego de rol en Cataluña llamado las Relaciones Peligrosas, basado en la Francia de los mosqueteros, y que cada mes publica un boletín con los datos históricos reales o ficticios, los duelos, las intrigas de la corte. El grupo se ha convertido en una red de auténticos expertos sobre el siglo XVII en Europa, juega con gran talento y sentido del humor, y convierte un pasatiempo inofensivo y emocionante en un alarde amenidad, cultura y buen gusto. Meter a ese medio centenar de estudiantes que no se resignan a la mediocre rutina de la tele y los videojuegos en la olla común de los nazis y los psicópatas me parece una ligereza, una atrocidad y una injusticia.

Naturalmente, no todos los juegos de rol son iguales. Del mismo modo que un científico loco a sueldo de un salvapatrias cualquiera puede crear en un laboratorio, por ejemplo, el virus del SIDA para eliminar negros y maricones, un juego de rol planeado por mentes enfermas o por varios hijos de la gran puta pude terminar como el rosario de la aurora. Pero ni por eso la ciencia es mala, ni todos los científicos están locos, o son unos malvados, ni todo juego de rol es pernicioso, ni todos sus jugadores son psicópatas en potencia.

Cada uno proyecta lo que es en lo que hace, y aunque un asesino idee un juego perverso, el mal no es imputable al hecho de jugar, sino a la mente que deforma ese hecho, lo corrompe y lo pervierte. Además, hay por ahí mucha más gente jugando a rol de la que pensamos. Sin ir más lejos, hace nada, un reciente ministro de Hacienda con patente de corso inventó un bonito juego de rol titulado: El enanito del bosque en el país del pelotazo, y algunos se lo tomaron tan en serio que aún respiramos por el agujero de las puñaladas. Con ese jueguecito sí que habría alucinado Tolkien. En colores.

Arturo Pérez-Reverte

El Semanal el 26 de Junio de 1994.

¡En nombre de todos los roleros, gracias Arturo!

Sr Garzón y Sr Bermejo, ¿Esto no es delito?

Estas son las primeras imágenes que salen a la luz de la cacería a la que fueron invitados el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y el juez Baltasar Garzón, que investiga la supuesta trama de corrupción en la que hay implicados varios miembros del PP.

En la imagen, que un remitente anónimo ha enviado a la sede del PP de Jaén, aparece el juez de la Audiencia Nacional rodeado de las piezas abatidas en la finca ‘Navaltoro’ de Andújar (Jaén). En las fotografías no aparece el ministro de Justicia, aunque él mismo ha confirmado que asistió a la jornada cinegética.

Por su parte, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha asegurado este viernes que la cacería “es una actividad privada del ministro en la que el Gobierno no entra”.

¿Actividad privada? menudo eufemismo de matanza…

garzon-caceria1

bermejo1

Cada uno tendrá su opinión al respecto, la mía mejor que me la reserve…

Fuente: 20minutos

¡¡POOWEEER RAAANGER!!!

Cada dia parece que el mundo se ha dispuesto ha arruinar mi pequeña sección de recuerdos infantiles, deprimiéndome y haciéndome sucumbir cada dia más en un estado depresivo-destructivo que me hace pensar que todo lo que he vivido en mi niñez, todos los valores de las amistades, el bien por encima del mal, la nobleza y las mil y una moralejas que todas las series infantiles nos enseñaban, amén de crear niños que de adultos aprecien el valor de las cosas y puedan enfrentarse a las circunstancias que la vida nos depara, se está yendo directa e ineludiblemente a la mierda. Primero, apareció la pululenta pelicula de Dragon Ball , que aún ahora, me pone furioso y me impide generar un razonamiento lógico de “¿por que?” narices lo han hecho, revolviéndome las entrañas, y con un deseo insaciable de muerte hacia los culpables de tal abominación. Y ahora …. los Power Rangers.

Cito textualmente:

  • De “Power Ranger” a brutal asesino ([Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE])

¡Coño! Este si que se ha metamorfoseado! Os explico: resulta que el actor Skylar Deleon a sido declarado culpable por el juzgado de Orange (California) de haber cometido tres crímenes. No uno ni dos, sino tres! y además chungos!. Prosigo: Su exmujer y madre de sus dos hijos, Jennifer Deleon, de 24 años, ha sido, por su parte, condenada a cadena perpetua por haber colaborado en dos de estos asesinatos. Pero lo fuerte del caso es que el Sr. Deleon, de 29 años, se enfrenta a la pena de muerte por el triple crimen. Ala! Tu héroe de las series mañaneras de los sábados a tomar viento.

La notícia sigue: […] Los hechos se remontan a noviembre del 2004, cuando Tom y Jackie Hawks, una pareja de jubilados, puso en venta su yate. Deleon respondió al anunció y pidió a sus dueños visitar la embarcación. Fue durante la “prueba” del yate, en Newport Beach Harbor (California), cuando el actor, junto con su mujer y tres cómplices —Alonso Machain, Myron Gardner y John Kennedy–, atacaron a los dueños con una pistola, los maniataron y les hicieron firmar un documento notarial que les concedía la propiedad del barco. Acto seguido, ataron a la pareja a un ancla pesada y los arrojaron vivos al agua. Los cuerpos de los Hawks nunca fueron encontrados. Fue un cómplice quien confesó el crimen durante un interrogatorio policial, en marzo del 2005.[…] ([Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE])

Allá quedará el líder de los Power Ranger, sucumbido en la nada y destrozando el recuerdo de gente que, como yo, alguna vez se creyó Power Ranger, gritando a pleno pulmón ¡Feroz como el Fuego Ranger Mistico Rojo! partiéndoles la cara a los ZORDS.

En fin, que lástima … señores … A METAMORFOSEARSE!

PD: Por cierto, si poneis “Skylar Deleon” en http://en.wikipedia.org, os sale el título de “Murder of Thomas and Jackie Hawks”. Pobre chaval …