Borrachos, una cámara y una pistola

Lo de estos tipos es de traca. Resulta que se emborrachan y de repente, estando terriblemente aburridos y con el desparpajo que da el tener una cámara con la que grabar un vídeo, deciden hacer puntería con una pistola. Eso si, para que haya más emoción, deciden que sea uno de ellos el que sostenga el blanco.

De esta manera un temerario (como se han visto pocos) sostiene un vaso de cristal sobre la cabeza, en la mano y en su hombro. Y del otro lado, el pistolero, se dedica a disparar con pulso de borrachuzo y a reducir los blancos en minúsculos fragmentos.

Creo que solo el destino sabe porque este increíble episodio de insensatez no acabó con alguna que otra desgracia (en forma de herida de bala).

Partido de fútbol entre borrachos

¿Te imaginas como sería un partido de fútbol en el que los jugadores de ambos equipos estuvieran completamente borrachos? Pues ahora puedes comprobarlo con tus propios ojos gracias a este didáctico vídeo.

Las normas para este partido de fútbol entre borrachos son sencillas:

  • Cada equipo tiene que tener una concentración promedio de alcohol en la sangre de 1.0 antes de empezar.
  • Se hará un test a cada jugador que marque un gol. Si la concentración de alcohol en sangre de ese jugador está por debajo de 1.0 ese gol será invalidado.

¡A pimplar (y que ruede el balón)!

El yoga de los borrachos

Es curioso el parecido entre algunas posturas de yoga y las posiciones inverosímiles que pueden adoptar algunas personas víctimas de una intoxicación etílica. Es lo que bien podríamos llamar “el yoga de los borrachos” (algunos le llamaron el yoga irlandés, pero nos pareció demasiado hardcore). En fin, aquí tenéis algunas de las posturas de yoga estilo borracho más populares.