El primer streaker masculino con pechos

Lo habíamos visto todo. Chicas desnudas que corrían grácilmente cual gacelas por el terreno de juego ante la sonrisa socarrona de espectadores y jugadores. Chicos desnudos que corrían, de forma más burda, esquivando los placajes y zancadillas de los miembros de seguridad…

Pero lo que aun no habíamos visto nunca es a un streaker masculino con pechos.

¡WTF!

En todo caso nos gustaría recomendarle al cirujano responsable de esta “obra” que otro día no se olvide de ponerle unos pezones a los pechos, ni que sean de quita y pon.

El fútbol femenino es diferente…

El fútbol parece ser un deporte seguido y practicado mayoritariamente por hombres, aunque no hay duda alguna de que el numero de seguidoras y equipos femeninos es igualmente numeroso.

Pero… ¿que diferencia hay entre el fútbol masculino y el femenino?… pues no sabríamos deciros, aunque espero que ellas escupan y moqueen menos en la hierba (pero hay que decir que no existen estadísticas al respecto).

En este vídeo podemos ver algunas sutiles diferencias como la pirueta en el saque de banda y la celebración del gol con un corazoncito formado con las manos.

En fin, ni mejor ni peor. Diferente.

Adriana Lima

Adriana Lima, pocos pretextos faltan para colgar algunas fotos de esta belleza brasileña.
Adriana nació un 12 de junio de 1981 en Salvador da Bahia, Brasil, por lo que tiene 27 años. Es una supermodelo que pertenece a una generación de modelos que incluye a: Gisele Bündchen, Ana Beatriz Barros, Ana Hickman, Alessandra Ambrosio, Isabeli Fontana y Fernanda Tavares entre otras.

Algo que llama la atención en la biografía de Adriana Lima (y que provoco muchos posts en el primer tercio de 2008) fue su anuncio de que, dada su calidad de católica practicante, pensaba mantener su virginidad hasta el matrimonio (anunciado ya con Marko Jarić, jugador de los Memphis Grizzlies, como afortunado). Incluso Lenny Kravitz, con quien mantuvo noviazgo un tiempo, se propuso esperar a casarse con para probar las mieles de Adriana… pero por una cosa u otra la relación no fructificó.

Por supuesto cada uno es libre de hacer lo que quiera según sus creencias (y mientras no perjudique a nadie), pero no deja de llamar la atención que alguien con esa enorme carga de sensualidad sea fiel a esa norma religiosa (no tengo estadísticas de cuantos que pasan por el altar se han mantenido virgenes, pero me da que pocos).