El cajero del futuro: habrá que rezar para que te den tu dinero

Podría parecer que se trata de una capilla donde se adora al todopoderoso dinero. No sería nada descabellado pensarlo, pero no. Es un cajero del futuro. En ese futuro tu no verás jamás tu dinero… los señores del banco lo gestionarán a cambio de unas módicas comisiones… y cuando necesites dinero, tendrás que rezar (y de rodillas) para que te den alguna migaja… ¡wait! ¡No parece tan lejano ese futuro! ¿no? xD

rezar ante el dinero

Encuentren las diferencias

1 Cajero automático de una sucursal de “la Caixa”: 26.719 Euros

1 Vida Humana: 46.000 Euros

Este es el precio que tendran que pagar los dos culpables de asesinato de una indigente en un cajero de Barcelona, este y 16 años de carcel por el asesinato de la mujer y 1 por lastimar el cajero, los cuales tendran, como la mayoria de los casos, beneficios de buena conducta que pueden llegar reducir la pena en varios años…

Lastimoso que después de tantos años de intentar prevalecer los derechos humanos y de intentar hacernos creer dia a dia que conformamos una sociedad de bienestar, la realidad sea aún la precariedad de vivienda, de trabajo y de derechos civiles. Aun que quizás lo mas triste es formar parte de la misma factura que un cajero y que además, valga la mitad de lo que vales tu.

Fuentes:

Público

[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Los acusados por la muerte de una indigente piden un “trato justo”

Los hechos se remontan al 2005, cuando los acusados (junto a un menor) prendieron fuego a Rosario Endrinal, una indigente que se hallaba, para su desgracia, durmiendo en el interior de una cajero de “La Caixa”, en Barcelona. La mujer, con graves quemaduras de diferente consideración en su cuerpo, moría 24 horas después de la agresión.

Los dos jovenes se enfrentan ahora a una petición de 28 años de prisión por parte de la acusación en el juicio (muy seguido por la repercusión que tuvieron los hechos) que se esta celebrando en estas fechas en Barcelona.

"No se puede culpar al que no sabe qué va a pasar", afirma la defensa ... "sólo pretendía molestar y asustar, pero no matar"... dice uno de los acusados.

¿Que puede llevar a unos jóvenes a maltratar a una persona indefensa? Es más… ¿que les tiene que pasar por la cabeza para impregnar de un líquido inflamable a un ser humano y arrojarle después una colilla?

Las imágenes captadas por la cámara de seguridad del cajero son sobrecogedoras. De una crudeza e inhumanidad absolutas… pero no son casos aislados. Cada día muchos tienen que enfrentarse a la sin razón de la violencia de aquellos que disfrutan causando daño. Y muchos de estos “agresores” son, por mucho que a algunos les pese, miembros “bienestantes” de nuestra clasista sociedad.

Ahora, arrepentidos, piden un “trato justo“.
Sin duda, y por suerte, el “trato justo” que piden… ya no se aplica.

Noticia completa: La Vanguardia