Mariano Rajoy se olvida de que es el Presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, consiguió hacer reír a carcajadas a buena parte del Congreso de los Diputados con su “divertido” lapsus.

Fue cuando subió al estrado para tomar la palabra y, dirigiéndose al pleno soltó un: ”Señor presidente del Gobierno, señores y señoras diputados…”. Un auténtico WTF que solo se puede explicar por los largos años de Rajoy en la oposición… y a que al final las costumbres y tradiciones arraigan fuerte por simple hecho de la repetición.

Los diputados, sobretodo los del PSOE, muy poco comprensivos con estas razones y siempre dispuestos al cachondeito, no pudieron evitar las risas y el descojone, a lo que Rajoy les respondió: ”No me refería a ninguno de ustedes, no sé por qué aplauden”.

En fin, que por mucho que digan las malas lenguas, no se aburren demasiado en el Congreso… eso es más bien… una fieshhhhta.

Mariano Rajoy se olvida de que es el Presidente del Gobierno

La ley Sinde acaba siendo rechazada en el Congreso de los diputados

Por 20 votos a 18 y sin abstenciones. Rechazada a pesar de las triquiñuelas del PSOE para ir demorando la votación e intentar rascar los apoyos que le faltaban para aprobar de extranjis esta polémica ley con la que se esperaba complacer a los grandes lobbies de Hollywood y al gobierno norteamericano.

Ahora veremos cuanto tardan en mover pieza (publicidad demagógica pagada por todos, acciones policiales, jugarretas legales, etc.)… porque está claro que van a luchar hasta la última gota de sangre por lograr enchufarnos, queramos o no, esta más que cuestionable ley que se pondría a Internet (al menos hasta donde llegasen sus alargados dedos) bajo el yugo de un grupo de “expertos” que resultarían parte y juez a la misma vez.

De momento Alejandro Sanz ya ha pasado al ataque y ha calificado de “cobardes e hipócritas” a los políticos españoles por no aprobar la ley Sinde.

¡Pisa fuerte el muchacho!

Más o menos lo mismo que otro que debe pasar hambre, Miguel Bosé. El famoso cantante de “Amante Bandido” ha declarado “que conste mi vergüenza hacia todos aquellos políticos que intentan canjear nuestros derechos contra otros beneficios que nos lesionan profundamente. A ellos vaya mi desprecio.“.

Manda huevos. Su desprecio… que fuerte ¿no? Lo que habrán llorado algunos fans suyos que hayan cometido el “deleznable error” de hacer algo que, ley en mano, no es ningún delito. ¿Si borran lo que se hayan bajado de sus ordenadores les perdonará? Esperemos que si.