¿Porqué no hay que sacar la cabeza por la ventanilla de un tren?

Cuando el sentido común no es suficiente como para que alguien sepa que “no es conveniente” hacer algo (por su peligrosidad, por ejemplo) suele ser interesante ver un vídeo donde nos ilustren. Por ejemplo: todo el mundo sabe que no es muy aconsejable sacar la cabeza por la ventanilla de un tren (sobretodo en marcha y si ese lado del tren esta la vía donde circulan los trenes en sentido contrario al nuestro). Más que nada por aquello de que cuando chocan cabeza y tren, en un 99,99% de las veces será la cabeza la que se lleve la peor parte.

Pues por lo visto la chica protagonista del siguiente vídeo no sabía esta ley universal (de los usuarios de trenes) y estuvo apunto, muy apunto de dejar de preocuparse por que modelo de bufanda usar… ni de gorro, por supuesto.

Por suerte todo acabó en un tremendo susto (tampoco estoy seguro de que los trenes fuesen tan pegados como para que hubiese impactado, pero bueno) aunque a sus amigotes de camarote la situación les pareció de lo más divertido.

Explicación gráfica de como funciona la economía doméstica

Para los que no entendían como funciona la economía doméstica (y se pensaban eso de… ¡aquí hay algo que no me cuadra! cada fin de mes), alguien se ha currado una sencilla ilustración que despejará muchas dudas.

El funcionamiento es el siguiente: el dinero, ganado con el sudor de nuestra frente en largas jornadas laborales, entra en nuestra cartera muuuuuuy despacito (metáfora con la tortuga). Entonces, una vez dentro, sale muuuuuuuy rápido (representado con la liebre).

Así que ya lo sabéis amiguitos, si lográis invertir esos flujos, os forrareis en menos que canta un gallo (o quizá no tan rápido, pero fijo vamos).

Reiniciar Linux automáticamente después de un kernel panic

Linux tiene la habilidad de reiniciarse automáticamente después de hacer un kernel panic, esta opción es muy útil en servidores, puesto que facilitan no tener que ir físicamente al servidor y darle al famoso “botonazo” a la máquina. Para lograr este objetivo, solo tenemos que realizar unos sencillos pasos:

Abrir el fichero /etc/sysctl.conf
# editor /etc/sysctl.conf
kernel.panic = 10

Dónde estamos indicando que se reinicie a los 10 segundos si encuentra un kernel panic, por supuesto, podemos ajustar los segundos a nuestras necesidades.

Para reflejar los cambios, hay que utilizar el comando sysctl:

# sysctl -w kernel.panic=10
kernel.panic = 10

Esperamos que no os tenga que ocurrir un kernel panic remotamente, pero en caso contrario, este pequeño truco os puede salvar el pellejo :)