”Vaya vaya, cómo mola el voley playa” en Tú si que vales

Imagino que la gente (y algunos freaks entre ellos) que acuden a programas como “Tú si que vales” de Telecinco (a sabiendas de que les espera un personaje como Risto Mejide con los cuchillos afilados) ya saben, más o menos, lo que les espera.

Y es que el “jurado” más polémico e irreverente que se recuerda en la televisión española, Risto Mejide, puede gustar más o menos, pero no hay duda de que sigue generando sentencias y veredictos cargados de cruel sinceridad y desprovistos de cualquier empatía hacía el concursante (los que no son de su gusto, claro está).

  • ¡Dame un consejo para ser mejor!
  • Desaparece del mundo.

Vaya vaya, cómo mola el voley playa

Sobrecogedor vídeo en el que un extraño loro viola a un fotógrafo

Las imágenes que están a punto de ver reflejan, sin ningún tipo de censura, la crudeza (y en algunos momentos crueldad) que rige la vida salvaje o natural.

El actor británico Stephen Fry y el zoólogo Mark Carwardine son los protagonistas de este explicito vídeo tomado durante la búsqueda de especies al borde la de extinción de estos dos amantes de la naturaleza y vida animal.

Carwardine, ejerciendo de fotógrafo y demostrando ser un profesional como la copa de un pino, aguanta la agresión sexual de este desvergonzado (y extraño) loro mientras que Stephen Fry narra lo que sucede a los espectadores.

Niño ‘ancho de huesos’ cruelmente tiroteado en la orilla de un río

Bueno, esto es lo que diríamos un post con un titular verdaderamente sensacionalista. Si lees periódicos (especialmente en España) a buen seguro que te suena el estilo.

Pues a lo que íbamos. La verdad es que el niño del vídeo es tiroteado por uno de sus colegas con un arma de paintball, es decir, con balas de pintura (lo que no quita dolor en sus impactos) mientras otro (igual o mas cabroncete) le graba ritualmente.

Resulta curioso el tono que usa el muchacho para amedrentar al tipo que le está disparando. Supongo que debe tratarse de algún tipo de ataque sónico por emisión de sonidos mega-agudos, aunque hay que decir que este sofisticado ataque no tuvo ningún tipo de efecto y que nuestro amigo el gordito siguió siendo cruelmente tiroteado.

Llantos en el circo

Normalmente, cuando hablamos de los circos, nos viene a la mente un lugar de diversión y risas, sin duda es así para nosotros, pero en este vida tal y como la hemos conocido, ya deberíamos tener claro, que para que unos lo pasen bien, otros lo deben de pasar mal, esto nos afecta también a los seres humanos (primer mundo, paises subdesarollados y tercer mundo), y como no a los animales, que són víctimas de nuestro lucramiento personal (zoo, circos etc).

En el circo, el elefante cuando hace “un malamarismo” o similar que deja encantado al público y es premiado por ello, en realidad no lo hace por “ganar un premio” como nos han hecho creer en la mayoría de circos desde nuestra inocencia, sinó por un motivo mucho más cruel, lo hacen por el miedo que le tienen al domador…

¿Quién es el ser racional aquí?

Los seres humanos somos verdaderamente sorprendentes. A pesar de dárnoslas de ser la especie más evolucionada y la única supuestamente capacitada para razonar (esto habría que demostrarlo ejemplar por ejemplar), somos capaces de las más absurdas demostraciones de estupidez.

leon en un sidecar

Si. Tienes un majestuoso león a mano y… ¿que haces?
Montas un pequeño escenario, un par de motos, un cochecito con sidecar y… ¡melenas al viento!

La imagen es antigua, si, pero no es algo que se haya dejado de hacer bajo las más variadas formas (y algunas de amplia difusión en países como España).

¿Porqué les resulta tan divertido a algunos humillar a las supuestas criaturas “inferiores”?