Carta abierta de Jose Mourinho pidiendo disculpas al madridismo

Que Jose Mourinho es un hombre de ideas claras y férrea persistencia no se lo puede negar nadie. Lejos de arrepentirse de sus acciones en la final de la Supercopa de España parece acabar sacando pecho y marcando paquete.

Justo después de que se confirmara la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) abrió un expediente disciplinario al entrenador del Real Madrid, José Mourinho, y al asistente técnico del F.C. Barcelona, Tito Vilanova (Pito ‘el desconocido’, según Mou), y después de que se rumoreara que el portugués, descontento (supuestamente) por el poco apoyo recibido de la directiva merengue, amenazaba con abandonar el club blanco, “The Special One” se ha desmarcado de todo con esta carta abierta en la que pide disculpas a la afición madridista (y únicamente a esta).

“Solo quien no me conoce puede soñar, inventar o creer que pueda marcharme ahora del Real Madrid…

Me parece que mucha gente se quedó impresionada con la calidad del fútbol demostrado por el Real Madrid en esta pretemporada, y sería para ellos una sorprendente noticia que yo abandonara el club ahora. ¡Imposible!

Tengo un presidente fantástico, con una gran inteligencia, y al que además me une una gran amistad. Y tengo también un director general que trabaja para el club 24 horas al día, por lo que siento que mi motivación es enorme y mi madridismo mucho más grande que el de algunos pseudomadridistas…

No me marcho. Seguro. ¡Segurísimo!

Y quiero dirigirme al madridismo para disculparme ante él, y solo ante el madridismo, por mi actitud en el último partido. Algunos están más adaptados que yo a la hipocresía del fútbol, lo hacen con la cara escondida, con la boca tapada y en lo más profundo de los túneles.

Yo no aprendo a ser hipócrita. Ni aprendo ni quiero.

Un abrazo a todos y nos vemos mañana en el Santiago Bernabéu”.

José Mourinho

En fin, otro episodio esperpéntico protagonizado por este personaje que ha conseguido (él solito) llevar la rivalidad de Barça y Madrid a cotas muy poco recomendables.

Capdevila deja con un palmo de narices a Romina Belluscio al negarle un beso en plena entrevista: “No eres mi tipo”

Planchada se debió quedar la Miss Argentina 1999 Romina Belluscio cuando al proponerle a Joan Capdevila un beso (en la mejilla) se encontró con la negativa de este con el argumento de que “no era su tipo”.

Hay que tener muy en cuenta el más que evidente estado de embriaguez del jugador de la selección española que se encontraba en plena celebración por la obtención del mundial (la risita tonta lo delata claramente), pero seguro que a la reportera del programa Tonterías las justas (conducido por Florentino Fernández) le sorprendió y mucho (por la poca cantidad de veces que le habrá sucedido) que le negaran un arrimuco.

Aunque puede que el bueno de Capdevila se oliese alguna encerrona o jugarreta por parte de los reporteros de Tonterías las justas y que, a pesar del pedal, decidiera no entrar al trapo.

La crisis, los bancos y Florentino

Los últimos días están resultando de una gran convulsión informativa. Primero se anuncia el fichaje de Kaká, poco después el de Cristiano Ronaldo… y el álbum de cromos sigue abierto… El dinero se gasta a cantaros, sin impunidad ni decoro.

Y es el que método Florentino esta muy alejado de la moderación que debería imperar en la economía de las entidades de este país en crisis. Culo veo, culo quiero.

– Lo compro, que dices… ¿que es caro? ¿quien ha preguntado el precio, mequetrefe? ¡COMPRO!

Vamos a ver, es normal reforzarse a final de temporada, recuperar la ilusión de la sufrida afición con el fichaje de un jugador estelar, de acuerdo, pero lo que estamos viendo no es en absoluto normal.

Alguno puede pensar en el bueno de Roman Abramovich (con una fortuna incalculable de origen ignoto…) pero con Florentino tenemos la participación de unos bancos patrios que aun tienen las mejillas húmedas de tanto llorar al gobierno por lo mal que lo están pasando. La crisis, que mala la crisis.

Por lo que he leído el Real Madrid tiene una deuda de más de 500 millones. Pero aun así se dice que esta temporada puede gastarse 300 millones de euros o más (solo con Kaká y Cristiano Ronaldo ya se ha gastado más de la mitad de esa cifra).

Se dice más rápido 300 millones de euros que 25000 millones de pesetas. Otra cosa más que tenemos que agradecer al euro.