Nueva aparición del famoso “hombre misterioso” de la BBC: Paul Yarrow

Las apariciones de Paul Yarrow en los informativos de la BBC empiezan a ser cada vez más frecuentes y por lo tanto, normales. Pero Yarrow no es un presentador de informativos, ni corresponsal ni tan siquiera periodista (ni colaborador de Salvame Deluxe).

Este británico de 42 años solo es alguien con la firme decisión de aparecer en el campo visual de las cámaras de las cadenas de televisión inglesas el máximo número de veces posible. Y ya lleva más de 100 apariciones este año.

Pero detrás de su persistencia hay un objetivo. Y este, según sus palabras, es reivindicar que también los que no destacan por agraciados también deben aparecer en pantalla.

Tengo sobrepeso y las personas como yo con consideradas por su aspecto como algo que no se puede ver“, afirma al diario ‘Evening Standard‘. “A menudo las personas gordas son ignoradas o consideradas tontas.

Por lo visto el origen de su determinación está en la humillación que sintió al tener que aguantar que un humorista de la BBC se riera de él señalándolo como “tipo gordo que sólo quiere salir en la tele“.

No todos somos Enjuto Mojamuto: Ángeles González-Sinde

Hay gente que tiene muy claro el concepto de que 1 mentira repetida 1000 veces se convierte en una verdad.

En este caso y como viene siendo habitual, la ministra nos recuerda que no todos los españoles somos usuarios de redes p2p, que no todos optamos por las descargas ilegales… ¿ilegales? ¡Ya estamos otra vez con la cantinela!

En el fondo tiene razón. No todos somos Enjuto Mojamuto… no, los hay a los que ya han conseguido asustar. Los han convencido (como con un meme implantado en su subconsciente más profundo) que algo tan socialmente enriquecedor como es el compartir cultura y contenidos entre la gente y, por primera vez en la historia, poner toda esa cultura al acceso de todo el mundo… es ilegal.

Lo ilegal debería ser poner a alguien con intereses en cierto sector a repartir subvenciones. Lo ilegal debería ser tener alguna relación con un bodrio de película como Mentiras y Gordas.

Y no nos toque a Enjuto ¿eh?

Noticia Completa | La Vanguardia