Feo pero honesto, sincero, inteligente y educado

Tú puedes ser feo, pero si eres honesto, sincero y sobre todo educado, igual vas a seguir siendo feo, porque una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Una pequeña píldora de sabiduría para que tu día a día sea un poco mejor.

Feo pero honesto

Un cerdito muy habilidoso

Lamentablemente tenemos una imagen muy distinta de lo que es un cerdo, es evidente que encerrado en jaulas en condiciones deplorables esperando morir para formar parte como apertivio para uno de nuestros infinitos platos…

Continuando con esta mentalidad nunca vamos a llegar a comprender y a respetar a este simpático animal que le ha tocado convivir con el mayor cerdo de la historia.