Ayudando a que no se propague la estupidez

Hay gente que no solo se toma las cosas con filosofía sino que aportan su creatividad al servicio de un bien común. Un ejemplo es el buen samaritano que dejó la siguiente nota en el limpiaparabrisas de un coche cuyo conductor no parece darle demasiada importancia a estacionarlo correctamente.

El mensaje está claro: ya que es demasiado tarde para ti, al menos evitemos que propagues tu estupidez. Simplemente brillante.

evitar la reproduccion

Piden la cuenta y ven que en el ticket las denominan: “chicas gordas”

Cuando unas clientas pidieron la cuenta para pagar su consumición en el restaurante Chilly D’s, en California, quedaron sorprendidas al ver que el camarero que les había tomado nota las denominaba en el ticket “chicas gordas”.

Enfadadas con “la bromita” parece que las chicas pidieron explicaciones a los camareros del restaurante, que apenas podían aguantar la risilla tonta y pretendían que simplemente pagasen y se fuesen.

Después les ofrecieron un descuento, pero ellas, claramente ofendidas, se fueron sin pagar. Al día siguiente los responsables del restaurante pedían perdón públicamente y el “graciosillo” había sido despedido.

(¡Tks Felix!)