Buhos enamorados (Owls in Love)

Hay que ver lo que les gusta a los pájaros hacerse carantoñas (solo probad a buscar “owls in love” en Google Images). Solo hay que ver las caritas de estos pequeños buhos… ¡ni que sacados de una película de Disney!

Pajaros plantando cara a un cocodrilo

A veces las cosas no son como nos las pintan. A pesar de la mala fama de los cocodrilos en este vídeo podemos ver como a este ejemplar de saurópsido ve su hora de tomar el sol interrumpida por la aparición de un grupo de pájaros pandilleros que no dudan en enfrentarse al sorprendido reptil.

EL jefe de los pájaros, muy gallardo, desafía al pobre cocodrilo alzándose y abriendo las alas tanto como le resulta posible (supuestamente para hacer creer al cocodrilo que está ante un animal mucho más grande de lo que es en realidad).

El cocodrilo, dile tu conservador, decide poner pies en polvorosa y volver a la seguridad de las aguas del rio.

Conoce la fauna que te vas a encontrar en Twitter

En Twitter vas a encontrarte con muchos tipos de pájaro. Algunos se podrían englobar en el maravilloso subgrupo de los ‘Pajaritos‘. Otros, por desgracia, podrían formar parte sin problema del más denostado subgrupo de los ‘Pajarracos‘.

En todo caso es importante e interesante que les sepas reconocer para saber, en última instancia, a que atenerte.

En esta ilustración podrás encontrar pajaros que van desde el Canario al Buitre pasando por el Dodo, la Paloma, el Gavilán y el Pavo Real entre otros.

Visto en | http://cinismoilustrado.blogspot.com

El hallazgo de un fósil con cuatro alas ayuda a comprender la evolución del vuelo y el paso de dinosaurio a pajaro

La criatura descubierta (Anchiornis huxleyi), provista de cuatro alas y profusamente cubierta de plumas, sería entre 1 a 11 millones de años mas antigua que el primer pájaro conocido.

Representación del Anchiornis

Los fósiles, encontrados en el noreste de China, fueron presentados por la Sociedad de Paleontología Vertebrada en su reunión anual el pasado 25 de setiembre. En el informe se hacía indicar que los sedimentos que acompañaban los restos se remontaban a fechas de entre 151 y 161 millones de años.

Fósil del Anchiornis huxleyi

En las imágenes puede apreciarse la denominada “pelusa de dinosaurio” recubriendo la cabeza, el cuello del animal y las extremidades inferiores.

Para James M. Clark, paleontólogo de la Universidad de Washington, en la configuración de cuatro alas de estas curiosas criaturas puede estar una fase muy importante para entender la transición de los dinosaurios hacía los pájaros.

Evidentemente entre los científicos existen opiniones críticas sobre la interpretación del descubrimiento, aunque es innegable que el hallazgo da nuevos elementos desde los que seguir investigando.

Fuente | http://www.wired.com