El gato frustrado

Este vídeo es un buen ejemplo de que a veces nos embarcamos en tareas hercúleas que nosotros mismos provocamos que sean imposibles… los expertos lo llaman “El síndrome del gato persiguiendo su propia correa alrededor de la taza del váter”.

Visto en: http://www.machacas.org