El asombroso Spidercat

Que los gatos tienen una tremenda debilidad por las lucecitas y los reflejos (sobretodo si se menean por el suelo o las paredes) lo tenemos todos más o menos claro.

La habilidad trepadora de los gatos tampoco debería sorprendernos, ¿verdad?

Entonces… ¿que pasa si juntamos una luz de un puntero laser, una pared y un gato con ganas de juerga?

Spidercat

El gato frustrado

Este vídeo es un buen ejemplo de que a veces nos embarcamos en tareas hercúleas que nosotros mismos provocamos que sean imposibles… los expertos lo llaman “El síndrome del gato persiguiendo su propia correa alrededor de la taza del váter”.

Visto en: http://www.machacas.org