iPhone 5 y el «ataque de los láseres»

¿Cómo resiste el nuevo y flamante iPhone 5 la acción de una serie de láseres? Esta es una pregunta que, quien más o quien menos, todo el mundo se ha hecho alguna vez. ¿No? xD

Pues para saciar esta incontenible curiosidad científica alguien se ha currado un vídeo muy chulo donde podemos ver que pasa si aplicamos varios láseres contra la pantalla del nuevo smartphone de Apple.

Los iMac de aluminio pasan “la prueba de fuego” (y nunca mejor dicho)

La tolerancia a las llamas no estaría entre las características más solicitadas en un equipo informático. Pero nunca está de más…

Sino que se lo pregunten al sueco Anders Norman, quien después de rescatar su iMac Alu de un incendio comprobó atónito que, contra todo pronóstico, seguía funcionando.

La noticia original y las declaraciones del sorprendido maquero pueden seguirse en el blog sueco feber.se.

“Desafortunadamente, la casa entera fue completamente destruida con todo lo que contenía, incluyendo el iMac. Lo gracioso es que sigue funcionando pese a los daños por el humo y el polvo y a que está parcialmente derretido. (...) Imaginad mi sorpresa cuando escuché el sonido de arranque saliendo por los altavoces, se encendió la pantalla y el equipo se conectó a la red inalámbrica.”

Vía | http://www.applesfera.com

Murcielagos Vampiro y mordeduras a las personas

Los murciélagos o quirópteros (Chiroptera, del griego kheirós, “mano” y ptéron, “ala”) son un orden de mamíferos voladores cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Mientras que otros mamíferos como la ardilla voladora o los dermópteros sólo planean distancias limitadas, los murciélagos son los únicos que son realmente capaces de volar.

La mayoría de los murciélagos son frugívoros o se alimentan de pequeños insectos. Como todo depredador en la cadena alimenticia regula la población de las especies de las cuales se alimenta. Cumplen un papel muy importante en la naturaleza, como polinizadores, dispersores de semillas y controladores de plagas de insectos.

Existen únicamente tres especies que se alimentan de sangre, de las cuales dos lo hacen de aves y sólo el vampiro común (Desmodus rotundus) lo hace de mamíferos grandes, principalmente de ganado en zonas con potreros. Los ataques de estos murciélagos a humanos son poco frecuentes aunque no demasiado extraños.

Una mordedura de un vampiro, por sí misma, resulta poco dañina; sin embargo puede transmitir enfermedades y parásitos en su saliva, que de no ser detectados pueden causar daños importantes. El caso más evidente es el de la rabia. Resulta inexplicable por qué los murciélagos muestran tal resistencia a infecciones virales como la rabia, mientras que sus efectos son notables en otros mamíferos.

¿Vida eterna?

El karateka frustrado

Ya dijo el sabio Bruce Lee en su obra cumbre “Operación Dragon” que “Una tabla no devuelve el golpe”.
Bueno, devolver devolver, no. Pero como todo el mundo sabe, todo objeto al que se le aplica una fuerza determinada responde con una fuerza igual a la ejercida (pero en dirección contraria).

Que lo siga intentando. A fin de cuentas se dice que el éxito es para los perseverantes ¿no?