Un borracho ataca cruelmente a un policía con un vibrador y un tanga rosa

Tenemos que advertir de la crudeza de las imágenes que estás a punto de ver. En ellas podrá ver a un muchacho en un tremendo estado de embriaguez (borracho como una cuba), a un policía ejerciendo su peligroso deber, un ataque por la espalda con un bamboleante vibrador (dildo para los puristas), una simulación de sexo oral con el susodicho vibrador y, finalmente, un lanzamiento de tanga al rostro.

Si crees que puedes soportarlo, adelante:

El muchacho tiene suerte que esto sucede en Alemania… en otros lares (léase USA) es posible que hubiese acabado taseado en el suelo y con el vibrador incrustado en el… bolsillo.

La parada de tren más obscena de Japón: Mamada

Dicen que hay trenes que solo pasan una vez en la vida. Lo que no dicen los dichos populares son los nombres de las paradas que puede tener ese “supuesto” tren.

De hecho sería tremendamente interesante saber si ese tren es Japonés o no… porque, créeme, la cosa cambia mucho. Y es que solo en Japón puede haber una parada de tren que se llame, simple y llanamente, Mamada.

Mucho me temo que en “Oyama” el tren anda bien vacío (de castellano parlantes, por lo menos) :P