Otro test de mirada sucia: el bolso vagina

Un nuevo ejercicio que nos puede servir de test para medir si sufrimos el síndrome de la mirada sucia. Yo, por mi parte, he titulado a esta imagen “el bolso vagina“. Así que si, podríamos decir que sufro de mirada sucia.

bolso vagina

Compártelo con todos tus amigos si tu también “lo has visto” xD

Patinazo Fail durante conexión en directo

Esta señora parece que quiere pasar a toda costa por detrás del reportero de la WABC Channel 7. Esta actitud es bastante común cuando se ve una cámara retransmitiendo en directo… es una especie de síndrome que empuja a algunos individuos a inmortalizar sus rostros anónimos.

Pero las cosas nunca salen como uno espera. En este caso su aparición no queda tan lucida como ella habría querido.

A destacar la actitud del reportero, micrófono en mano, que ve como la señora se estampa detrás suyo y ni tan siquiera se inmuta. Un auténtico caballero, vamos.

¿Qué estaría viendo este chaval en la pantalla de su ordenador?

Este vídeo bien podría ser un ejemplo en vivo del conocido como síndrome de Stendhal. Eso implicaría que esta viendo bellas imágenes de obras de arte… o paisajes bucólicos

Otra opción es que fuese el primer contacto de este muchacho con el inalcanzable dominio de Internet… su primera aproximación con el Lado Oscuro de la vida digital.

Visto | http://www.etfelicitofill.cat

Los diez trastornos mentales más extraños

Los trastornos mentales afectan a millones de personas en todo el mundo y pueden conducir a años de psicoterapia (y farmacoterapia). En algunos casos, el problema psicológico que se sufre es extremadamente raro o extraño.

Esta es una lista de los 10 trastornos mentales más extraños.

  • Síndrome de Estocolmo

    El síndrome de Estocolmo es una respuesta psicológica que se ve a veces en los rehenes. Éstos muestran signos de simpatía, lealtad e incluso conformidad voluntaria con el secuestrador, a pesar de la situación de riesgo en la que se encuentran los rehenes. Este síndrome también puede encontrarse en otros casos, incluyendo aquellos como la violencia de género, violación y abuso de menores.

    El nombre del síndrome se creó tras el robo de un banco en Estocolmo, Suecia, en el cual los atracadores retuvieron a empleados del banco como rehenes desde el 23 de Agosto al 28 de Agosto de 1973. En este caso, las víctimas se encariñaron emocionalmente con sus secuestradores e incluso los defendieron después de que fueran dejados en libertad tras sus seis días de cautiverio, rechazando testificar en contra de ellos. Más tarde, después de que se juzgaran y fueran condenados a prisión, uno de ellos se casó con una mujer que había sido su rehén.

    Un famoso ejemplo del síndrome de Estocolmo es la historia de Patty Hearst, una hija de un millonario que fue secuestrada en 1974, y que parece que desarrolló simpatía por sus secuestradores y más tarde tomó parte en un robo que estaban planeando.

  • Síndrome de Lima

    Justo el síndrome opuesto al síndrome de Estocolmo. En el síndrome de Lima los secuestradores se vuelven más compasivos con la situación y necesidades de los rehenes.

    El síndrome se definió tras la toma de rehenes en la embajada Japonesa en Lima, Perú, donde 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomó a cientos de rehenes en una fiesta en la residencia oficial del embajador japonés en Perú. Los rehenes se trataban de diplomáticos, oficiales del gobierno y militares, y ejecutivos de muchas nacionalidades que se encontraban en ese momento en la fiesta. El secuestro comenzó el 17 de Diciembre de 1996 y terminó el 22 de Abril de 1997.

    A los pocos días del secuestro, los militantes liberaron a la mayoría de los rehenes, despreocupándose por su importancia, incluyendo al futuro presidente de Perú y a la madre del presidente de aquel entonces.

    Después de meses de negociaciones sin éxito, todos los rehenes que quedaban fueron liberados gracias a una redada de comandos peruanos, aunque un rehén fue asesinado.

  • Síndrome de Diógenes
    Diógenes fue un antiguo filósofo griego que se dice que vivía en un barril de vino (esto entra más en la leyenda) y promovió las ideas del nihilismo y el animalismo. Cuando Alejandro Magno le preguntó qué es lo que más quería en el mundo, él contestó: ¡”Que te apartes del sol!”.

    El síndrome de Diógenes es una condición caracterizada por una extrema autonegligencia, tendencia a recluirse y una acumulación compulsiva de objetos y, a veces, de animales. Se suele encontrar principalmente en ancianos y se asocia a la depresión senil.

    El nombre del síndrome, en realidad, sería erróneo ya que Diógenes tuvo una vida ascética y no hay datos que indiquen que desatendiera su propia higiene.

  • Continue reading “Los diez trastornos mentales más extraños”