Los 5 grandes misterios del Universo 1ª parte (Materia Oscura)

Durante una conversación de oficina se me retó a escribir un pequeño artículo sobre alguno de los misterios del Universo, y por qué no, e intentar que sea con un lenguaje llano y divertido. El problema radica en que , ahora mismo, el Universo tiene muchos misterios, y explicarlos no puede ser fácil para alguien sin formación en física (aparte que queda menos cool un artículo sin fórmulas matemáticas). Pero pensándolo bien, ¿quién tiene formación en física? Éste artículo es para todos los demás, los que no hemos podido estudiar física, y sí, creemos que podemos hablar sobre el Universo como ellos, aunque con otro lenguaje.

Ahora que ya nos hemos presentado, centrémonos en la materia oscura, como su propio nombre indica es “materia” y “oscura”, 2 propiedades muy diferenciadas. La primera nos da a entender que debería ser algo visible, pero entonces entra la segunda propiedad y nos dice que es oscura, por tanto, no podemos verla. Es materia que no podemos ver pero ¿cómo puede ser? Una mesa está hecha de materia y podemos verla, un avión también, la Tierra igual, y así con todo lo que vemos a nuestro alrededor, en cambio los físicos hablan de algo “oscuro” algo que no podemos ver, entonces, nos tenemos que preguntar ¿cómo sabemos que existe?.

Bueno, para saber que algo que no podemos ver existe, tenemos que fijarnos en cómo afecta a las cosas que tiene alrededor. Si ponemos una mesa cerca de nosotros e intentamos caminar a través de ella es posible que choquemos, veremos que hay algo allí, pero no sabremos qué es.

Algo similar pasa con la materia oscura. En los años 30, durante la observación de galaxias lejanas comprobaron que su rotación era inusual, y además, cuando contaban la masa aproximada de las estrellas que orbitan esas galaxias les salía que debería haber… ¡¡400 veces más de materia!! ¿y dónde está esta materia?

Continue reading “Los 5 grandes misterios del Universo 1ª parte (Materia Oscura)”

Simulador artesanal de tetillas de vaca: bebe tu leche de forma más natural

¿Estas cansado del método tan poco natural que tienes que usar para llenar tu tazón de leche cada mañana? ¿Añoras esos tiempos en los que te arremangabas y te ponías a ordeñar tus propias vacas? ¿Te gusta lucir el típico bigotito de nata sobre el labio superior mientras sonríes con expresión alelada?

¡Pues estas de suerte¡

Esos tiempos (que ya solo puedes recrear viendo alguna reposición de Heidi) pueden volver si lo deseas… solo necesitas un brick de leche, un guante de látex, un punzón y un poco de imaginación :)

¡Todo el proceso en cuatro simples pasos que te permitirán adentrarte en un nuevo universo de sabor!

5 razones de peso para empezar a pensar en dejar Facebook

A pesar del rotundo fracaso del “éxodo de facebook” creemos que es importante concienciar al personal sobre alguno de los puntos más “oscuros” de la red social, y valga la redundancia, más masiva del universo (a menos que se demuestre lo contrario).

  • Privacidad.

    El talón de Aquiles de este gigante social. Continuamente hay cambios en este parámetro, lo que hace pensar que Facebook mercadea con nuestros datos. ¿Por qué hace 5 años era tan fácil poner que “sólo mis amigos” pueden ver mi información, y ahora no?

  • Lo “nuestro” ya no es nuestro, es de “Ellos”.

    En Facebook, tenemos la false sensación de que todas las imágenes y comentarios que ponemos son nuestros, como si estuviéramos decorando nuestro propio salón con ellos. Mentira. Todos estos datos pueden ser usados por “aplicaciones de terceros” para publicitar juegos, tests…

    Incluso, si decidimos borrarnos, nuestros datos o imágenes podrían en las copias de seguridad de alguna de estas empresas que comercializan aplicaciones para Facebook. Así que, hay que pensárselo dos veces antes de responder a los test tipo “¿Qué clase de amante eres?” porque nuestra foto de perfil puede quedar vinculada para toda la vida al resultado “Pésimo”.

  • Ley del salvaje oeste.

    Como en la época dorada de los vaqueros, la ley en Facebook depende de en qué territorio estemos. Si ponemos un comentario en un perfil que tenga una configuración diferente a la nuestra, todo el mundo lo podrá ver, aunque nosotros hayamos puesto en nuestra configuración de privacidad “Sólo para mis amigos”.

  • Datos Bancarios. Un tema peliagudo.

    Si realizamos un pago a través de Facebook, por ejemplo, en los famosos “regalos de cumpleaños” nuestros datos quedarán almacenados en los servidores de Facebook.

    Se puede cambiar la opción de “almacenar datos de pago” pero… ¿No sería conveniente que esa opción fuese la predeterminada, y que ingresásemos nuestros datos de pago cada vez que quisiéramos comprar algo? iTunes, la tienda virtual de música de Apple funciona igual, pero por lo menos siempre nos pide una contraseña cada vez que queremos comprar algo.

  • ¿Amigos o enemigos?.

    Si se nos ocurre etiquetar en una foto en la que salimos nosotros, a un amigo, y este permite el acceso a terceros, esa foto puede ser utilizada para publicidad o ser impresa sin nuestro consentimiento. Aunque nuestra configuración de privacidad hayamos elegido que no sea así.

Vía | http://www.ubuntronics.com

Y ahora cada uno a lo suyo ¿eh? :P