En el metro, ante la posibilidad de salir disparado o de perder el equilibrio durante el trayecto, lo mejor es usar el agarre de seguridad.

agarre de seguridad