Allá por el 2007 una imagen de una atleta incendió la red. Se trataba de una foto de Allison Stokke (por aquellos tiempos contaba con 18 años) sujetando una pértiga en el hombro y con la mirada concentrada en ejecutar un buen salto.

Evidentemente no se trataba de un fervor inusitado por las cualidades deportivas de Allison, era puramente una admiración estética (que la chica estaba muy en forma vaya).

Ahora, casi una década después Allison Stokke vuelve de la mano de una promoción de GoPro HERO4. Un vídeo en el que podemos ver, desde múltiples planos, un salto con pértiga en primera persona.

Ah, y también podemos comprobar que Allison sigue manteniendo su belleza y encanto xD