Aluniza su propio coche en un sexshop para robar un articulo de 300$

Por lo que se puede ver, los hay muy necesitados…

Imaginemos la situación. Este señor entra en el sexshop y ve un flamante articulo erótico, pero claro, la moral, la vergüenza, la venganza de dios… no, eso no está bien… y al final hace de tripas corazón y lo deja en su estante.

Pero durante la tarde, en la intimidad de su hogar, se lo repiensa: que buenos momentos podría pasar con ese “juguetito”. Así que ni corto ni perezoso decide alunizar el sexshop y agenciárselo con la discreción y el anonimato que ofrece la noche. Y lo hace con su coche, como buen samaritano que es.


video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.