Anna Simón: Mucho “escote” para un botón

A ver, no es que el botón ni la camisa fueran de mala calidad ni nada de eso. Un botón, como todo en la vida, tiene un aguante máximo. No perdamos este principio de vista. Hablamos de un tope de presión ante la que el susodicho botón cederá de forma inexorable.

Y para muestra (nunca mejor dicho), un botón. El botón que llevaba Anna Simón en su visita al programa de Pablo Motos, El Hormiguero y que llegó a su limite con ese movimiento de “pecho fuera” que, de forma brusca, hizo la rubia presentadora.

¡Si es que en condiciones normales ese botón tiene que estar más tenso que Chuck Norris comiendo en un chino! Aun suerte que nadie salió lastimado…

En fin, cosas de la física. De la física más elemental…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.