Unos bomberos nos demuestran la efectividad de la Coca Cola para apagar fuegos. La verdad es que, si no se tiene un extintor a mano, parece un medio de extinción del fuego bastante efectivo (y dulce).