Aparcando como “el puto amo”

En realidad no se sabe si se trata de un deslizamiento involuntario causado por estar calzada mojada o es que el tipo que conduce el coche tiene las gónadas de acero templado, pero el caso es que el tipo consigue dejar el coche perfectamente estacionado.

Eso si, ¡cruzando previamente el sentido contrario de la circulación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.