Se desconoce si el calcetín estaba limpio o sucio. Lo innegable del caso es el prodigio (cuasi milagroso) que ha plasmado la cara de Walter White (el protagonista de Breaking Bad) en esta prenda (a partir de ahora digna de culto).

¿Casualidad? No lo creo.

la cara de walter white en un calcetín