“¡Armas, armas, armas!”

Eso es lo que decía Clarence Bodicker (Kurtwood Smith) en la genial película Robocop cuando, en medio de una negociación entre criminales, la cosa se desmadra y todos sacan sus armas. “Vamos Sal, los Tigers juegan esta noche, y nunca me he perdido un partido…”

El otro día leí en el diario la noticia de que, en una ciudad de Texas, se ha dado el visto bueno por ley a que los profesores acudan armados a dar clase a los colegios. La idea es que esta forma se evitarán masacres como las que van ocurriendo de vez en cuando en los colegios y universidades de los EUA.
Texas Gov Okays Gun-Toting Teachers

¿Y para cuando los alumnos podrán también llevar armas? (“Yo me fío más e mi hijo que de un profesor que le tiene manía, yo mismo he enseñado a disparar a mi hijo a los 5 años, …”) ¿No estamos más cerca ahora de que los profesores sean ahora los protagonistas de las masacres? (“Ayer me dejó mi novia y este niño tocapelotas me ha puesto una chincheta en la silla, ahora veras…”) ¿Cuando dejaremos de cortar ramas e iremos a cortar las raíces del problema directamente?

2 Replies to ““¡Armas, armas, armas!””

  1. pffff…. los americanos estan locos! pronto veremos en las noticias “profesor de secundaria americano irrompe a tiros en su clase de refuerzo y mata a 21 niños rebeldes”. En fins …. que se lo monten y desmonten ellos solos. Así rebienten con sus memeces …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.