Ayudando a que no se propague la estupidez

Hay gente que no solo se toma las cosas con filosofía sino que aportan su creatividad al servicio de un bien común. Un ejemplo es el buen samaritano que dejó la siguiente nota en el limpiaparabrisas de un coche cuyo conductor no parece darle demasiada importancia a estacionarlo correctamente.

El mensaje está claro: ya que es demasiado tarde para ti, al menos evitemos que propagues tu estupidez. Simplemente brillante.

evitar la reproduccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.