Barranquillo Fail: “Sa matao Paco”

Las caídas tienen algo que las hace graciosas. No se sabe de que se trata, pues es bien sabido que la sombra del descalabre siempre planea cerca de una caída aparatosa.

Este caso tiene el agravante de que las cámaras consiguen inmortalizar el momento en el que la gravedad demuestra su titánica fuerza de atracción hacia el suelo (y hacia el fondo del barranco).

Y destacar también al improvisado locutor del acontecimiento que nos va de perlas para demostrar empíricamente la imposibilidad de ocultar una sonrisa ante un cebollazo de estas características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.