Batalla campal al final del partido que enfrentó a Santos y Peñarol

Los jugadores del Santos y del Peñarol se vieron envueltos en una auténtica batalla campal al concluir la final de la Copa Libertadores 2011 (que acabó llevándose el equipo brasileño por 2 a 1).

Al finalizar el encuentro un buen número de personas invadieron el terreno de juego y empezaron a increpar y agredir a los jugadores uruguayos del Peñarol. Entonces la cosa fue in crescendo hasta que jugadores de ambos equipos se dieron estopa y de la buena.

La joven promesa brasileña del Santos Neymar (pretendido por el Real Madrid, proclamado sucesor de Pelé y “bastante mejor que Cristiano Ronaldo” según “Rambo” Petkovic), mostró su faceta más controvertida al convertirse en uno de los más marrulleros en la tángana.

Me dieron una bofetada, me tiraron del pelo. Esto es cosa de gente que no sabe perder. No quiero pensar más en esto, sólo quiero festejar

Ellos perdieron el partido y los golpeamos. También los derrotamos en la pelea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.