Beso robado y fuga

El beso robado es ese beso furtivo que llega sin avisar, normalmente aprovechando un leve descuido o una guardia baja. El beso robado no tiene tiempo para la pasión. Su objetivo no es tan recreativo como de pura exploración: simplemente llegar a los labios de esa otra persona (muy probablemente por primera vez), de forma algo impetuosa… y con consecuencias imprevisibles.

El siguiente vídeo va de un beso robado. De un beso robado y de una fuga. Va del sonido que hace un corazón adolescente al romperse en mil pedazos ante el más absoluto rechazo… pero los jóvenes son fuertes y se recuperan pronto, así que nadie dude que este Don Juan volverá a lanzar su lazo y, seguramente ayudado por la experiencia, tenga mejor suerte la próxima vez.

A la chica no se sabe si consiguieron pararla o aun corre xD

Beso robado

One Reply to “Beso robado y fuga”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.