La última gamberrada de Rémi Gaillard le ha llevado a disfrazarse de perro y a hacer todas esas acciones que atribuimos como propias de estos animales (desde ir a recoger un palo y pedir que se lo vuelvan a lanzar a hacer un hoyo en la arena de la playa) u otras claramente sacadas de la alocada imaginación de este humorista.

Especial atención a la señora que entra al veterinario (minuto 2:45) y se encuentra a diferentes “animales” esperando turno para ver al doctor xD

Al final, bromas y controversias aparte, el fondo del mensaje invita a dejar de abandonar perros y a incentivar la adopción.

PD: Aunque Rémi Gaillard es siempre un provocador y lleva sus bromas al límite, parece ser que este último vídeo (y especialmente el momento en que simula “montar por detrás” a una sorprendida chica que toma el sol en la playa) ha generado bastante polémica en el país galo (http://www.huffingtonpost.es). ¿A ti que te parece?