Bruno: el perro que mejor se hace el muerto

La habilidad de Bruno no es fácil de encontrar, ya que requiere una concentración y fuerza de voluntad fuera de lo habitual. Este perro es uno de los mejores actores “no-humanos” que puedes encontrarte por ahí… especializado en escenas de “muerte”.

Eso es. Su habilidad es imitar haber quedado “tieso”. A la orden de su amo en forma de “bang, bang” Bruno se deja caer al suelo como herido de muerte… y entonces empieza a desplegar su arte.

Tan profunda es su interpretación que su orgulloso dueño puede meterle una apetitosa recompensa en su boca y hasta que recibe la señal de “resurrección” no se la come.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.