Cariño… no se si tragarme eso del síndrome de Stendhal…

Es lo que tiene el arte. Pero el arte con mayúsculas, ¿eh? Porque la verdad es que no conozco casos del Síndrome de Stendhal (o Síndrome de Florencia) causado por el famoso calcetín de Tapies (aunque no vamos a reabrir este viejo debate, ¿no?).

No, aquí hablamos de una de las obras cumbres del renacimiento. Hablamos del David de Miguel Ángel… una imponente obra de más de 5 metros de altura en la que el polifacético y genial artista italiano plasmo toda su técnica escultórica…

Y es que muchos son los que se quedan “colgados” viendo una de estas magnas obras… los ojos empiezan a hacer chiribitas, la cabeza te da vueltas y pierdes el control de las extremidades… pero lo de esta chica no estamos seguros que sea un caso de síndrome de Stendhal al uso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.