Cartel de restaurante pesimista

Un claro ejemplo de lo que un estado de ánimo negativo puede llegar a afectar a un negocio. El cartel/pizarra de un restaurante, sin ir más lejos. Lo habitual es que alguien escriba allí el “especial del día” ¿verdad? Pues el que escribió el cartel de la imagen estaba de un pesimista que le salía por las orejas.

Especial del día. Nada, nada es especial, tú no eres especial“.

¿¡Cómo que no!? xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.