Los gatos son un misterio por ellos mismos. Eso, quien ha tenido gato, lo sabe. Pero lo de la siguiente imagen es un caso que bien podría tener entretenido a Iker Jiménez unas semanitas. ¿Donde diablos está el gato? :D

El gato evanescente

el gato evanescente