Chica en bikini, un columpio en una rama y otro faceplant al canto

La idea de la chica y sus compinches es balancearse con el columpio hasta acabar en el lago, grabar el épico suceso y guardarlo para la posteridad.

La realidad, como era de esperar, es muy diferente (y seguramente dolorosa).

Con un poco de suerte es posible que los “humanos” del futuro puedan obtener un molde perfecto del rostro de esta chica si dan con los sedimentos petrificados en los que acabo de morros.

Todo por la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.