La modelo Christie Brinkley, quien debutara en Sports Illustrated en 1979 con 20 años, ha decidido demostrar que, como reza el dicho: la belleza no tiene edad.

A sus esplendidos 63 años, Brinkley ha decidido regresar al mundo de la moda como imagen de la nueva línea de trajes de baño de Sports Illustrated.

Y no solo eso, lo ha hecho acompañada de dos de sus hijas: Alexa y Sailor.