¿Hasta donde puede llegar un cliente descontento? El tipo que protagoniza el siguiente vídeo nos deja claro cuan lejos pueden llegar las discrepancias entre cliente y vendedor: hasta destrozar una Apple Store.

La acción se sitúa en Dijon, Francia. Concretamente en una de las tiendas de Apple de esta ciudad. El cliente (enfurecido) entra en la Apple Store portando una bola de petanca en la mano. Nada puede presagiar que la va a usar. Y vale dios que la usa. La usa para destrozar iPhones, iPads, Mac Books Pro… no hace distinciones. Lo siguiente que pilla es lo siguiente que acaba aplastado con la bola de hierro. Si un golpe no es suficiente, pues se le pega otro. Miles de euros en material destrozado. ¿El precio de la furia?

Parece que el tipo tuvo un desencuentro con alguien de la tienda. Una reclamación no atendida.

Con este acto parece que quiere reivindicar una supuesta violación de sus derechos como consumidor. Veremos cuan cara le saldrá haber perdido los nervios de esta manera.

¿Cómo destrozar una Apple Store?