Combinación desafortunada de carteles publicitarios

Poner un anuncio de licuadoras para hacer zumos al lado del anuncio de un gimnasio no debería suponer ningún escándalo. El “problema” surge cuando el creativo publicitario de la marca de licuadoras pone como reclamo a una mega zanahoria gigante y su respectivo para la publicidad del gimnasio elige a una chica con el culo en pompa (orientado casualmente hacia la zanahoria).

Que si. Que todo debe responder a una jugarreta de la casualidad… ¡pero dichosa casualidad! ¡Si lo hubiesen querido hacer a posta no les habría salido tan bien! xD

Así que puedes elegir… ¿zanahoria o gimnasio?

combinación desafortunada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.