Como echar a perder una foto a tu propia hija

Se acerca el día del baile. La chica, muy pizpireta ella, lleva días nerviosa, pensando que vestido llevará y probando, uno tras otro, diferentes peinados para su larga melena.

Al final llega el día tan esperado. La niña, ya casi una mujer, ha elegido un vestidito color magenta y un escote tipo Walter. Sin llegar a ser atrevido es una prenda que realza su belleza natural. Y todo esto combinado con un elegante peinado; un suave flequillo con un discreto recogido y una cascada de rizos rodeando su inocente carita.

La orgullosa madre de la chica, que como es normal le cae la baba, decide inmortalizar este momento haciendo una foto a la “niña” antes de salga hacia la fiesta. La pone al lado de la casa familiar y…

…parece que papa no quiso perderse la foto! xD

¡Esto es una “trollface” en toda regla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.