Como en casa en ningún sitio: primera casa a prueba de zombis

Uno espera muchas cosas de aquel sitio que llama “hogar“: confort, privacidad, tranquilidad, calor familiar… y seguridad.

Y sobre la seguridad es donde ha puesto el acento KWK Promes al diseñar su “The Safe House” (sin olvidar ninguno de los otros requisitos, ni tan siquiera el diseño).

Pero ¿que entendemos por seguridad? ¿Poner una alarma? ¿Puertas a prueba de cacos? ¿Poner perros hambrientos en el jardín? No, “The Safe House” nos propone una capa extra de seguridad… ni más ni menos que nos protege de una posible invasión zombi (recuerda que siempre hay que tener cerca un ejemplar del Zombie Survival Guide, de Max Brooks).

La casa, repleta de paredes móviles, tiene una sola entrada en el segundo piso a la que solo se puede acceder después de cruzar un puente levadizo (y aquí es donde les puedes recibir con, por ejemplo, un buen lanzallamas mientras defiendes a tu familia de ser devorada por esos malditos bastardos).

Ah, y todo esto disfrutando del mejor diseño y glamour.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.