Cómo no descargar un tubo de hormigón

A priori parecía que estos operarios sabían lo que se hacían, pero al final nos mostraron “cómo no descargar” objetos pesados.

La misión: descargar un tubo de hormigón de un camión. El hándicap: no hay rampa por el que hacerlo deslizar ni otros medios que lo faciliten. La ingeniosa solución de estos fieras: poner un par de ruedas en el suelo y dejar que el pesado rulo de hormigón “rebote” en ellos tras la caída de poco más de un metro de altura.

El resultado: un Fail, evidentemente.

Lo mejor la cara de circunstancias con la que se quedan los tres tipos xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.