Hoy en día en bastante habitual comprar ropa en Internet. Si, aunque somos conscientes de que para todo avance como este existe cierta resistencia, es un hecho que resulta una manera práctica (y en ocasiones más económica) de hacerse con todo tipo de artículos.

Pero eso si, hay que ser bastante cuidadoso con la “seriedad” de la tienda online que elijamos para comprar ropa en Internet o podemos tener algún que otro disgusto.

Veamos una galería de imágenes de ropa comprada en Internet, consistentes en un collage en el que podemos ver la foto comercial con la foto del producto una vez recibido en casa.

¿Eres capaz de encontrar las diferencias entre lo que se ofrecía y lo que se recibió? xD

Compras por Internet (2014) | INE