Condena ejemplar a una conductora imprudente en Cleveland

Llevar un cartel que reza “Sólo un idiota conduce sobre la acera para adelantar a un autobús escolar” es parte de la condena que un juez norteamericano le ha endosado a una conductora que, viéndose obstaculizada por un autobús escolar, tomó la nada prudente decisión de realizar un adelantamiento… ¡ni más ni menos que por la acera!

Por una vez el destino quiso que se juntaran dos situaciones beneficiosas para la humanidad: que 50 metros más allá hubiese un coche patrulla de la policía preparado para enchufarle la multa y un fanático de las cámaras grabándolo todo.

Aparte de llevar el humillante cartel colgado de su coche, deberá pagar 250 dolares y tendrá su licencia de conducción retirada por 30 días.

Esperemos que después de esto no le queden ganas de volver a hacer una acción tan imprudente como esta otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.