El perro tiene dos soluciones para este problema. Primero intenta abrir la puerta moviendo el pomo. Si la puerta sigue cerrada entonces solo le queda llamar al timbre y esperar a que le abran. ¡Y que abran rápido que empieza a nevar! xD