Pues si la jugadora que pretende beber es Lisa De Vanna, como mínimo 2. Veamos pues la asistencia que le prestó su atenta compañera de la selección australiana de fútbol Elise Kellond-Knight.

Y es que apuntar la boca de la botella hacia la propia boca con la que pretendemos beber es un factor importantísimo para finalizar la operación con éxito.

Un fail que las jugadoras australianas de fútbol demuestran que se puede subsanar con trabajo en equipo xD

Noticia del suceso | http://www.stuff.co.nz